Logo Full Audits

CAPACITACIÓN GENERAL DE NUESTRO SOFTWARE, PARTICIPE DE NUESTRO WEBINAR GRATUITO SEMANAL

*Certificado de participación y grabación de libre acceso posterior. Duración, 1 hora.

Days
Hours
Minutes
Seconds

Objetivos de Calidad: Cómo establecer la política de calidad en una organización

La política de calidad es una guía que sirve de base para definir y monitorear los objetivos de calidad. Al establecer esto en tu organización, asegura, entre otras cosas, la calidad de sus productos y servicios. 

En este artículo aprenderás cómo crear una política de calidad y definir correctamente los objetivos de calidad. Además, encontrarás ejemplos que te ayudarán a comprender mejor el tema.

¿Qué son los Objetivos de Calidad y cuál es su importancia?

Los objetivos de calidad son metas precisas y medibles que ayudan a mejorar la gestión de calidad de tu empresa. 

En general, los objetivos se derivan de la política de calidad y son coherentes con los objetivos estratégicos. De esta manera, se pueden mejorar los productos, servicios y operaciones. 

Para que tengan éxito, debes definir inteligentemente objetivos de calidad. También debes revisarlos regularmente para asegurarte de que estén actualizados y sean relevantes. 

👉 Los objetivos de calidad son el principal método utilizado por las organizaciones para enfocar los objetivos de la política de calidad en sus planes de mejora.

Una vez que se establecen los objetivos de calidad, es posible monitorear su progreso y encontrar cosas para mejorar. 

Ejemplos de objetivos de calidad 

  • Aumentar la satisfacción del cliente en un 15% en los próximos dos trimestres. 
  • Reducir los defectos del producto en un 30 % en el transcurso de los próximos seis meses.
  • Mejorar la velocidad de entrega en un 10% para el próximo año.
  • Garantizar que todos los empleados reciban capacitación sobre la calidad antes de que finalice el año. 
  • Lograr el 100% de cumplimiento de todos los estándares de calidad antes de que termine el primer trimestre. 

Los objetivos de calidad bien definidos y gestionados pueden mejorar significativamente la eficiencia y el rendimiento general de tu organización. 

Además, todos en tu empresa tendrán una idea clara de lo que quieres lograr. Serán conscientes del propósito que deben cumplir y podrán aprovechar el potencial del Sistema de Gestión de la Calidad.

Define objetivos de la calidad SMART

La política de calidad debe incluir la obligación de cumplir con los requisitos de la empresa y de las partes interesadas. Incluyendo los requisitos para la mejora continúa que contribuyan a incrementar los resultados de la empresa. 

Antes de desarrollar la política, es importante examinar la estructura y los procedimientos operativos de la organización. Al hacer esto, podrás definir claramente los objetivos de calidad y garantizar que respalden la dirección estratégica de la empresa.

En resumen, el documento de política de calidad debe demostrar:

  • Compromiso de la dirección. 
  • Alineación con el propósito de la organización.
  • Proporcionar un sistema de referencia para establecer metas. 

A través de la política, las partes interesadas (clientes, empleados, etc.) conocen cómo la empresa gestiona la calidad; en otras palabras, cómo piensa e implementa la calidad todos los días. 

Las políticas se deben verificar con frecuencia a través de auditorías de calidad. Además, se tienen que evaluar para asegurar que las metas y objetivos sean consistentes con lo establecido en el documento.

Por lo tanto, es muy importante que la redacción sea clara. No debe contener declaraciones demasiado complejas o formales que sean difíciles de probar, medir o lograr. 

Otro punto importante es considerar las estrategias y características únicas de tu empresa al redactar una política de calidad. El uso de documentos y ejemplos obtenidos de Internet puede generar problemas en el sistema de gestión y las auditorías.

Cómo evaluar los objetivos de calidad

Como te comentamos anteriormente, debes realizar periódicamente un seguimiento de los objetivos de calidad. Por lo tanto, deben ser medibles, específicos, fáciles y simples.

1. Tus objetivos deben ser medible

Para ser medible, un objetivo debe tener metas claras y cuantificables. Por ejemplo: «Honrar los compromisos y buscar siempre la satisfacción del cliente”.

👉Asegúrate de que los Objetivos de calidad sean efectivos para abordar las áreas que necesitan mejorar.

2.  Sé específico

La política de calidad debe estar de acuerdo con los requisitos aplicables, incluidos los relevantes para el cliente. Incluso si el cliente desea que el servicio sea «el mejor», la palabra «mejor» no describe el requisito específico del cliente.

3.  Hazlo fácil y simple

Hacerlo simple hace que sea más fácil de entender tanto para los compañeros de trabajo como para los extraños; pero esto no será posible si no se han abordado los primeros requisitos del estándar.

Simple significa que no necesita tener un gran bloque de texto lleno de palabras extrañas.

Aplica la estrategia S.M.A.R.T.

Es crucial definir sus objetivos de calidad de forma inteligente, es decir, utilizando la filosofía SMART. Estas palabras significan «específico», “medible”, «alcanzable», «relevante» y «limitado en el tiempo», respectivamente.

  • Específico: Todos los objetivos deben estar claramente definidos. Esto asegura que todos en el equipo estén en la misma página. 
  • Medible: Todas las metas establecidas deben ser medibles. Esto es de acuerdo al tamaño o alcance que pueda afectar. 
  • Alcanzable: las metas establecidas deben ser compatibles con las capacidades de la organización. Deben existir medidas y métodos apropiados para lograr los objetivos de calidad. 
  • Relevante: la relevancia también es un factor importante a tener en cuenta al establecer objetivos de calidad. Esto significa que deben estar alineados con los objetivos estratégicos de la organización. Esto se aplica al cumplimiento de los requisitos legales o del cliente.
  • Limitado en tiempo: Todo objetivo debe tener un límite de tiempo.

ISO 9001 dentro de tu organización

La implementación de ISO 9001 demuestra que tu empresa es capaz de proporcionar bienes o servicios que satisfagan las necesidades de los clientes. 

👉 La norma ISO 9001 promueve la adopción de un enfoque basado en procesos. Cuando se desarrolla e implanta correctamente, mejora la eficacia del sistema de gestión de la calidad.

Otros beneficios incluyen:

  • Brinda la oportunidad de satisfacer a los clientes que demandan cada vez más proveedores certificados.
  • Aumenta la posibilidad de incrementar  las ventas.
  • Mejora los sistemas internos de control de calidad, así como la documentación y el desempeño de los proveedores.
  • Incrementa la confianza entre proveedores y clientes.

Conclusión

Establecer la Política de calidad y ponerla en práctica, te ayudará a lograr tus objetivos de calidad. Como resultado, mejoran los procesos y puedes satisfacer los requisitos del cliente.

Asegúrate de aplicar la filosofía SMART al definir tus objetivos. De esta forma te aseguras de que estén alineados con los objetivos estratégicos de la organización.

Entonces, ¿estás listo para establecer la política de calidad en tu empresa? Si tienes alguna duda o necesitas ayuda, por favor contáctanos.

En FullAudits ponemos a tu disposición las herramientas necesarias para implantar una política de calidad en tu empresa. 

Ahora, si deseas iniciar una auditoría, puedes descargar una plantilla personalizable y crear tus propios checklist.

Te puede interesar

¿Qué es una auditoría y cómo hacerla?

Mejora continua ¿Cómo implementarla en su empresa?

Auditoría y control: ¿Cómo es la manera correcta de supervisar y auditar a nuestras franquicias?

Full Audits Newsletter

Recibe en tu email los mejores articulos y novedades de blog de Full Audits.

Últimas noticias

El riesgo operacional es una preocupación constante para las empresas de todos los tamaños y sectores. Comprender y gestionar adecuadamente este riesgo es fundamental para...
El término cultura de seguridad abarca diferentes aspectos como: políticas de seguridad según la actividad; herramientas e implementos adecuados para el trabajo; responsabilidad individual; actitudes...
Optimizar los procesos operativos es fundamental para mejorar la eficiencia y la rentabilidad de cualquier negocio, especialmente el retail. A medida que aumenta la competencia...
Por medio de un sistema de gestión de riesgos las empresas optimizan sus operaciones, ahorran costos, reducen la probabilidad de incidentes humanos, disminuyen el impacto...
Toda empresa, sin importar su tamaño o negocio, conoce la importancia de la gestión de calidad y de llevar a cabo ciertos protocolos. Estas prácticas...
El mantenimiento preventivo, el mantenimiento correctivo y el mantenimiento predictivo se complementan entre sí.  Por eso, es fundamental que entiendas cómo funciona cada uno y...

Recomendados

RedacciónSalvador Becciu

El riesgo operacional es una preocupación constante para las empresas de todos los tamaños y sectores. Comprender y gestionar adecuadamente este riesgo es fundamental para...